Leísmo


¿Cómo hablamos los españoles?

No podemos decir que el español de España sea el único y el más adecuado vehículo para transportar al nuevo hablante hacia el conocimiento y dominio del castellano. Es el castellano culto peninsular el que más se ha usado, y probablemente sea el más propicio actualmente, pero sigue siendo localista. Cualquiera que empleemos será -por ende- regional.
Lo ideal sería encontrar un marco lingüístico neutral. Y lo más difícil: evitar localismos.

Por otra parte, hay que dejar claro una cosa desde el principio: En España no se habla ni mejor ni peor que en México o en Perú. No se trata de países, sino de conciencia y estamentos sociales y culturales.
De la misma manera, aunque existen lógicamente, diferencias regionales, existen diferentes y específicos errores o problemas lingüísticos en todas y cada una de las zonas hispanohablantes.




                             ¿SONRÍELE  O  SONRÍELA?


Resultado de imagen de saludo 




  ¿SALÚDALE  O SALÚDALO?





 Lima, 21 de enero de 2014                                                      

Me han preguntado hoy mis alumnos si puede existir un Complemento Indirecto en una oración sin que exista Complemento Directo.

 Vamos a hacer un ejercicio sobre

                    el    LEÍSMO IBÉRICO   y  los    Verbos de transitividad variable. 

Si digo:
-- “Pedro compró un caramelo a su hijo”
Está claro que su hijo está relacionado con lo que compró DIRECTAMENTE, pues el hijo era el destinatario del caramelo. Por lo tanto "a su hijo" es un Complemento Indirecto del verbo.
Enclíticos:
"Se lo compró"


Pero si digo:
--“
Pedro empujó a su hermano para salir del coche”   ¿A quién empujó Pedro?   - A su hermano
Parece un C.I. pero en realidad es DIRECTO porque precisamente este tipo de complemento está relacionado DIRECTAMENTE con el verbo, como es el caso. 
Enclíticos: "
Lo empujó"  (En un español culto y neutro, no deberíamos decir “le empujó”. El objeto empujado es el hermano, y se coloca, por tanto, bajo la acción directa del verbo).

El uso incorrecto del pronombre “le” es frecuente en España. Se denomina leísmo ibérico.  Sin embargo, es aceptado por la Academia, ya que podemos diferenciar, algunas veces y con algunos verbos, a la persona y lo que reporta esa persona. Ejemplo: Compréndele (a él) y “Compréndelo (aquello que dice él).  
En los demás casos, el uso incorrecto de "le" es un simple y desordenado leísmo, común en zonas del centro y norte de la península Ibérica -independientemente de la clase social-  Por ejemplo: "déjale, atiéndele, salúdale".
Este último ejemplo ha dado pie a algunos de los errores actuales con los pronombres pues lleva implicito en sí mismo los dos tipos de complemetos  históricos. Antiguamente, se pedía salud cuando se encontraba en la calle a un amigo o conocido: "Que Dios te dé salud".  Y de ahí viene, a través del tiempo, saludarlo  -salud darle-  


Loísmo

En Sudamérica pasa a veces, lo contrario. Se suelen encontrar casos de loísmo frecuentes.

Ej.Los invito a comer paella”. En un español neutro debería ser “Les invito a comer paella” ya que en este caso es una construcción transitiva. (El verbo principal se relaciona -de forma directa- con la paella).  “Los invito” (a ustedes o a ellos) sería CORRECTO.
 NOTA  También habrá quien denomine a esto propombre de régimen preposicional pero con la reglamentacion general en la mano y para universalizar los loimos con lo primero es suficiente.



En la mayoría de los países de Sudamérica y en las Islas Canarias, no usan, la segunda persona informal “vosotros” en el plural, sino que usan el tratamiento “formal” (con respeto o sin respeto), por lo que “ustedes” y “ellos” llevan las mismas conjugaciones verbales.



Hay casos en los que no podemos ni debemos equivocarnos, como en:

“Los adoro”, “los amo”, “los saludo”, “los ayudo” (a “ustedes” y  a “ellos”) porque son claras construcciones intransitivas cerradas (bloqueadas). No permiten que exista C.I. a su lado. 



El problema, como hemos dicho, viene al usar verbos con capacidad de añadir un elemento nuevo, (verbos de trasitividad variable), con lo que  la persona, animal u objeto relacionado con el verbo, se desplaza o “transita” al plano indirecto de la acción.

Aquí podemos ver un ejemplo donde, al añadir un verbo nuevo dentro de un acción preestablecida, el CD pasa a ser indirecto:
- "Mi móvil no funciona, no sé qué hacer"
- "¿Lo has reseteado?" ---- "¿Le has hecho un reseteo?


Entonces
1- Puede existir, sin ningún problema, en cualquier oración, C. Directo sin C. Indirecto
2- No se puede usar un C.I. sin C. Directo, ya que como base se necesita tener ese elemento directo transitando sobre el verbo, para añadir después a la proposición, un nuevo complemento que haga referencia obligada al primer elemento



  1 ¿Es correcto lo que se dice en este documento? ¿Hay algún error?

  2 ¿Qué opinas sobre la transitividad variable? ¿Es real o es artificial?

  3 ¿Qué ocurre en el ejemplo: “los invito a comer”?

  4 ¿Puede existir un C.I. en una oración sin C.D.? ¿En qué casos?

 Razona las respuestas.


Practica
A ver si eres capaz de colocar correctamente el Complemento Directo / Indirecto en los huecos de estas oraciones
                                        Ejercicio de huecos:  lo / le


-¿Dónde está tu primo, que hace mucho que no ____ veo?

 -Pero ¿qué hizo ese hombre? ¿Por qué quieren matar____?

-¿Y mi carnet?  -¡Ay, me ____ he dejado en casa!

-Cuando por fin regresó Raphael de su gira, toda la ciudad ____ estaba esperando.

-El queso fundido no tienes que mezclar____ con las verduras.

-Dice que a aquel famoso solo ____ perseguía para pedirle un autógrafo.

-Desgraciadamente, aquello fue lo que ____ llevó a la ruina.

-¿Adónde habéis llevado al perro? Está asustado. Dejad____ en paz .

-Sí ____ he recogido yo. Se ha caido del arbol y quiero cuidar___.

-Ya no puedo deshacerme de él. ____ he cogido cariño. Y además ___ necesito.

-¿Qué fue de los separatistas rusos?  -____ detuvieron cuando intentaban cruzar la frontera.